Indiferencia de la ceniza

Author: Javier F. Noya /

La ceniza mira
Pero nunca recoge
Porque amansa sombras
Que gimen bajo luz de luna
Gajos de espanto
Mitos de fieras
Pasos solitarios
De cazador furtivo
Que varan en mi umbral.

El dedo acusa la pared sucia
Y el hongo maligno
promete compañía.

La vereda se hunde,
La calle diagrama la deriva.

En este océano de baba
Que Buenos Aires derrama
Sin lascivia siquiera
Espasmos de amores yermos
Locuras a la intemperie
Vasos de brindis
Vidrios gruesos
Desencanto vulgar,
Se siembran con desgano,
Como un arrozal:
el agua hasta los tobillos
Y las manos recogiendo
Leyendas de amores ahogados.

La luna menguada no avisa.

El viento se escurre.

La ceniza,
mi fiel testigo,
renuncia.

14 comentarios:

Fiaris dijo...

Da para reflexionar.
cariños

Darío dijo...

Una lava absolutamente insulsa comienza a invadirnos las calles tan nuestras... Un abrazo.

Oriana Lady Strange dijo...

Una reflexión agria, pero a veces es necesaria para volver a comenzar.
Muy bueno!!!
Cariños...

TORO SALVAJE dijo...

La ceniza es nuestro futuro.
Deberíamos sonreír ante ella.

Saludos.

Cecy dijo...

Las sombras en las calles de Buenos Aires, que solo van dejando cenizas, mojadas al caminar. Que pase, no es solución, pedir es algo que hasta el cansancio hemos hecho.
Que sople un viento que levante.
Es lo que me hizo sentir tu poesía.

Besos Javier.

RECOMENZAR dijo...

javier
me ha encantado poeta tu comment y visita
tus palabras se enhebran de pasion con tu ser

LA ZARZAMORA dijo...

Javier, lindo...
De todas las cenizas se renace pese a ese camino que se difumina con los pies cansados.
Y caminando por esas aceras de nadie, escuchando el viento, aún podemos volar aunque sea con nuestras cenizas.

Besos!!

Aniquiladora dijo...

Se puede resurgir de la ceniza, verás como sí. A menos que la esperanza sea la ceniza misma...
Porque entonces ya vamos mal.

Besos.

MTeresa dijo...

Cenizas hay donde hubo fuego,
testigo son.
Me recuerdas los versos
de Quevedo:
"...polvo serán,
mas polvo enamorado"
Feliz verano

Rochies dijo...

La vereda se hunde,
La calle diagrama la deriva.

No sé si por la misma razón, como nos suele pasar con los libros, pero me identifico con esta frase de su autor...

MAGAH dijo...

Se me hizo una pintura fresca de un atardecer por la húmeda bs as

Me gustó mucho.

Beso

Humberto Dib dijo...

La ceniza es lo último en que confío, creo que seré eso y que alguien la soltará por allí, en definitiva, no me importa que renuncie.
Un abrazo.
HD

Rochies dijo...

la ceniza como fiel testigo, y el resurgir.

Ginebra Peñalver dijo...

Culminación y comienzo, sometidos e impotentes ante ese ciclo que es la vida, y sus devaneos...

Maravillosa tu expresión, cruda, pasional...

Un placer leerte Javier ;-)

Muackss!!

Publicar un comentario en la entrada