A Los dueños del amor a la tierra que se les roba (dedicado a la comunidad Qom, que está siendo despojada de sus tierras)

Author: Javier F. Noya /

Ellos tocaban los sueños
como un niño a su aventura de la siesta.
Tenían permiso de las estrellas
para hospedarse bajo su luz
y del sol para caminar el mundo.

Pero las verdades del verdugo...
la crueldad
del que pisa ignorante de lo pueril que es su tiempo...
¡Soberbia humana que provoca venganza!

El yerro nos distingue
de bestias y ángeles y demonios.
El yerro cegador del horizonte largo
que deja huella de mundo humano
en el aletear de las nubes
y un aire extraño ahoga,
y un terruño estéril calcina
y se hace hogar esta nueva impudicia.

Pero esta tierra maniatada,
parcelada con registros y prebendas
no parece olvidar a la auténtica poesía.

Canta entonces la voz de sus hijos
que la tranquera acusa de brutos
y de canción analfabeta.
La alambrada y el trépano
cargan las armas para resistir la marcha
que sabe ser suplicio:
los brutos recitan y riman
entre silbidos de balas, pisando incendios.

Y se abre paso la huella
en la espesura de la falacia
que lee libros piadosos
y pretende prohibirles su canto.

Todo catecismo nace
para comulgar con las monedas
comprando la fe a cambio de lo que se debe creer:
sólo es el que posee.

Pero a los que aman
se les niega el dominio de su miedo
y se les da señorío de sí mismo.

Y la lucha por la tierra
combate el artilugio del valor de la renta:
es el duelo
entre el odio y el amor,
entre la hembra fértil
y el semen de la muerte.

Y con sus cantos de bruto mineral
con su paso de pasturas peinadas por el viento
acampan en el piso del avaro
y resisten la codicia
para sembrar la vida.

11 comentarios:

Fiaris dijo...

Me quedo con el tramo final,abrazo

Darío dijo...

Es evidente que no pueden resistirlo, y que por la tierra arrasan lo que encuentran, con la connivencia de alguno de los "nuestros" que trabajan para ellos.
Un abrazo.

Mercedes Cardona dijo...

MIS PENSAMIENTOS. MERCE CARDONA.Dice, Maravillosa poesia, es la primera vez que te visito, me gusta todo. Te seguire..

Besos

MAR dijo...

Entre el amor y el odio se mece la vida...niños inocente y adultos perversos (algunos) todo juntos a veces somos.
Besos para ti poeta.
mar

Marisa dijo...

Si parcelamos, robamos, vendemos y compramos una tierra que no es nuestra, dentro de muy poco haremos lo mismo hasta con el agua y el aire.
El ser humano es el más estúpido de los depredadores del planeta, además de cruel.

Bello canto poético, Javier, y buena reivindicación.

TORO SALVAJE dijo...

La codicia es implacable.
Pocos escapan de sus garras.

Saludos.

Natàlia Tàrraco dijo...

Ángeles o demonios, o al revés, estamos hechos de todo, somos capaces hasta de inventar dioses.
Saludos.

silvia zappia dijo...

un duelo implacable el de la lucha por la tierra.

ojalá sea el amor algún día, ojalá.

abrazo*

Susana Peiro dijo...

Lo primero es darte las GRACIAS, con mayúsculas, por enfocar a este pueblo con la luz de un poema cargado de verdades. El duelo es desparejo, amigo, pero quizás ¿quién te dice? la Madre Tierra intervenga con su justicia. Ojalá que sí.

Mi abrazo.

Horacio Beascochea dijo...

"... resistir la codicia es sembrar la vida", así es, muy bello, amigo

Abrazo

LA ZARZAMORA dijo...

Verdades de verdugo, verdades como puños.
Evitar la codicia, las envidias, los miedos...
ardua tarea.

Besos, Javier.

Publicar un comentario en la entrada