Y te llamé

Author: Javier F. Noya /

Intenté cubrirte con el color de mi pasión; pero ese pigmento se diluye, fácilmente vencido por el brillo de tu sudor. Esbocé flores para vestir las plantas de tus pies, pero no preví que la bruma te calzaba mejor con su horma de paso leve y su huella de alma. Me perdí buscando olvidos que pudieran contenerte, pero tu mensaje más nimio, el eco perdido de tu susurro, eran levaduras suficientes para desbordar tu recuerdo. Monté tu mirada en cigarrillos presurosos, pero el tabaco encendido me devolvía humo vacío y así, tan redondamente ardiente, el ciclo de extrañarte. Enredado en la madrugada, dancé junto al hielo dentro de un vaso cansado, rehusé esperar el consejo del amanecer y marqué las claves, calé el surco, rompí dimensiones, desaté los nudos de la conveniencia y volé desandando las distancias que enseñan a correr el horizonte, volé vertical y dejé a los peces de mi vientre jugando a la mancha con el álgebra de los números del teléfono, eché a la eternidad con recelo, como lo hice cada vez que intentaba darme consejos de amor, escuché atento la pausa del tono, ese largo sonido que repiquetea en la paciencia hasta quebrarla, desatendí a la brasa que pedía por favor que la alejase de mi dedos que estrangulaban el cigarrillo y la ansiedad, y conociendo la vaguedad de un timbre truncado por quién sabe qué magia, abandonado en el fiordo tempestuoso de un silencio ocurrido antes de que mi camisa se calce en mi torso (sin ayuda, porque este madrugar no remplaza la pausa flotante del descanso, sino que se asemeja al alerta saturado del vigía que contempla una inmensa deriva) tu voz apareció obsequiándome una bienvenida. Entonces, me desnudé.

25 comentarios:

VeroniKa dijo...

wow!...


y entonces? no preciso detalles, solo saber que la voz dijo algo que cambio el rumbo de las cosas.

en cualquier momento le digo que vaya poniendo el agua :P

LaLy dijo...

El alma dictandonos los nùmeros del corazòn y la ansiedad de oir...volver a oir su voz.

Saludos y como siempre es un placer leerte.

LaLy

noah dijo...

Emocionante, tan bien escrito..

Te felicito sinceramente, Javier

http://tutudetul.blogspot.com/

noah dijo...

Javier, veo que tienes mi antigua dirección de blog, me pase a blogger, amigo, si no te importa, cuando tengas un tiempito, me la cambias, si? gracias.

Me di cuenta ahora :-)

Un abrazo

Eleanor Smith # dijo...

Cuando uno busca olvidos sucede todo lo contrario. Y qué bronca da a veces!

Un beso o 2 #

Marián dijo...

¡Me encanta como escribes¡¡...

Un beso.

Yoni Bigud dijo...

Olvidar puede ser una tarea bien difícil, sobre todo cuando no se está preparado. Vaciar la cabeza... esa voz de bienvenida no ayuda.

Un saludo.

El Gaucho Santillán dijo...

Que bien descripto el momento de ansiedad "pre desenlace".

Bien escrito.

Un abrazo.

alejandra dijo...

Holaaaa....

....Después solo queda derretirse y amar!

Mariní dijo...

...luego de leer "desatendí a la brasa que pedía por favor que la alejase de mi dedos"...no pude seguir. es que me quemé y duele mucho....

secuencia viva la tuya en palabras.
gracias por reflejar momentos ciertos
sldos

GABU dijo...

Me desarmé completamente de la dulzura...

P.D.:La mujer merecedora de tanta inspiración debe sentirse inmensamente halagada!!

BESOTONES JAVI

Mía dijo...

Bonita manera de detallar ese desasosiego,que hay por esa persona.Menos mal que después de todo ello,esa voz no falló.Un placer Javier!

M A G A H dijo...

LLegar a "desnudarse" de cuerpo y alma vale tantos intentos.
Bellìsimamente escrito. Se siente.

Abrazo!

TORO SALVAJE dijo...

No fue fácil pero valió la pena.
Dicen que el que la sigue la consigue.

Susana Peiró dijo...

Un escritor tiene tantos recursos para llamar, conoce tantos idiomas, maneja tantos instrumentos a la vez…cuando ocupa esa inmensidad para el amor, sin dudas, le espera una bienvenida. Buenísimo Javier! Seguí desnudando letras, se disfruta! Un abrazo Amigo!

M.Teresa dijo...

Tu escritura se nutre del arte
y transmites las sensaciones
con verosimilitud,
un abrazo

El Joven llamado Cuervo dijo...

Qué delicadeza! Qué abordaje sutil del lenguaje! Tratás a las palabras como si del cuerpo de la amada se tratase (qué cursilería). Por ahora, lisonjas, pero son justas.

Horacio Beascochea dijo...

Muy, pero muy bueno. Felicitaciones.

"Esbocé flores para vestir las plantas de tus pies, pero no preví que la bruma te calzaba mejor con su horma de paso leve y su huella de alma"

bueno, de verdad.

Abrazo

Alma Mateos Taborda dijo...

Precioso, infinitamente precioso , derrtochando amor y nostalgias en cada letra. Impecable y sublime. Final maravilloso. Un abrazo.

Tuky dijo...

Javier, cada día escribis mejor!!
Un abrazo enooorme

Rochitas dijo...

Qué reconfortante resulta leer que alguna vez la pausa, el paréntesis de vida, que nos detiene en la suerte del hielo de nuestro vaso, o los trazados del humo, sólo sean intervalo de aquello que definitivamente llegaría...
De todos modos, y como siempre le digo, releeré. Esta es sólo la primera sensación.

DANI dijo...

Increible!!! si aún fumara, me encendería un cigarrillo ahora mismo :))

Un abrazo enorme

La Zarzamora dijo...

Cuántos cigarrillos he consumido así...
como se consume la necesidad o como golpea el deseo que como las volutas se esfuma de manera sinuosa.
Pero al final esas ansias se colman ante esa voz anhelada.
Besos.

Evita dijo...

------------ olvidar, olvidar, olvidar ... sería como olvidarme de mi misma, pues aun siento que tú y yo somo uno.

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Hermoso llamado, y hermoso también diluirse entre tus letras.

Abrazos alados, Javier !!!

Publicar un comentario